Las Horas para niños

En este apartado os traemos una serie de ejercicios y explicación de las horas para niños.

Para aprender las horas, es importante conocer el funcionamiento de un reloj y como se divide en horas, cuartos y medias horas.

Puedes descargar la siguiente imagen para utilizarla como apoyo en casa y poder tenerla a mano cuando se realicen diferentes ejercicios.

EJERCICIOS PARA PRACTICAR LAS HORAS

En esta otra galería os dejo unas cuantas fichas de ejercicios para practicar las horas. Para imprimir estas fichas de trabajo, simplemente tendrás que pinchar sobre ellas para acceder a la imagen, posteriormente guardarla o imprimirla directamente.

Las unidades de medida del tiempo

Para medir tiempos se necesitan dos cosas:

  • Una unidad de medida.
  • Un mecanismo que por un movimiento regular reproduzca dicha unidad de medida.

El mecanismo que se utiliza es el reloj y la unidad principal de tiempo es el segundo. Un segundo se escribe 1 s. Un segundo se define como 1/86400 parte del día solar medio. Por lo tanto, un año equivale a 365 días y 6 horas aproximadamente.

Otras unidades de tiempo son:

El minuto (min), la hora (h), el día, el año, el lustro, el siglo, el milenio,…

1 minuto = 60 segundos 

1 hora = 60 minutos

1 día = 24 horas

Si deseas poner en funcionamiento este aprendizaje de una manera más visual, te recomendamos este vídeo con una explicación completa.

¡Espero que os guste!

¿Cuando aparece el primer reloj?

Desde el principio de la civilización, el hombre ha experimentado la necesidad de medir el tiempo, para así regular sus hábitos y quehaceres. Las primeras civilizaciones agrícolas desarrollaron los primeros calendarios, muy útiles para determinar los períodos de siembra y cosecha. No obstante, pronto se hizo patente la necesidad de contar con instrumentos más precisos que los calendarios, especialmente en la navegación, pues era necesario compensar de alguna forma la falta de exactitud de estos primitivos medios. Esto motivó a sabios de diversos pueblos a idear mecanismos confiables para regular el tiempo.

El primer reloj propiamente tal fue la Clepsidra o reloj de agua, inventado por los antiguos egipcios, que consistía en un recipiente  lleno de agua que se vaciaba a intervalos regulares gracias a un orificio practicado en su parte inferior.

Extracto de: www.guioteca.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *